Importancia de los traductores en las empresas

Los traductores son profesionales expertos en idiomas, estos son los encargados de transmitir mensajes escritos de un idioma a otro. Por lo general los traductores se especializan y trabajan en dos idiomas, incluyendo su lengua materna junto con una lengua extranjera, más sin embargo existen profesionales que dominan una cantidad mayor de idiomas, y se desempeñan realizando traducciones en diferentes organismos, bien sean públicos o privados.

Estos profesionales pueden trabajar de manera independiente, autónoma, para entidades gubernamentales, agencias de traducción, empresas transnacionales, organizaciones sin fines de lucro, medios de comunicación, desempeñándose en diferentes categorías, sobre todo en aquellas que tienen mayor demanda. Entre esas categorías se encuentran:

Traducción técnica, traducción jurada, traducción legal, traducción literaria, traducción medica, entre muchas otras.

Dentro de las traducciones, el profesional debe transmitir con mucha fluidez el mensaje original,  suministrando la información atendiendo a los parámetros observados en la versión original, es decir, respetando el estilo, las ideas y los hechos suministrados por el autor o escritor, un aspecto que no solo conlleva a mantener la fidelidad hacia el sentido, sino que permite que fluya la lengua de una manera natural y sin errores. Es muy importante que el traductor, tenga presente el aspecto cultural a la hora de realizar la traducción, con el fin de transmitir a sus lectores la idea o percepción de una manera comprensible y a tono con el contexto dentro del cual se desenvuelve.

La importancia de los traductores profesionales en la internacionalización de las empresas

Actualmente existen muchas empresas que están pensando en comercializar sus productos o servicios en mercados internacionales, de manera, que para ello, necesitan los servicios de traductores profesionales e inclusive intérpretes para llevar a cabo el proceso de internacionalización de manera segura y confiable.

Todos los trámites legales que se vayan a realizar en el país destino deben contar con la documentación traducida correspondiente y presentada de acuerdo a las normativas y exigencias requeridas por este país y con la seguridad y garantía de ser una traducción jurada, donde lo soliciten de esa manera, es decir, una traducción con carácter oficial llevada a cabo por un traductor jurado que haya sido nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Es necesario contar con los servicios de un profesional de las traducciones de confianza, contratado a  través de una agencia de traducción e interpretación, que garantice el cumplimiento de la normativa y exigencias que requiere cumplir con todos los requisitos de una traducción jurada oficial.

Documentos que  debemos traducir al realizar el proceso de internacionalización:

  • El documento constitutivo de la empresa
  • Estatutos de la empresa
  • Documentos financieros (Balances, informes de auditoría o financieros)
  • Contratos, permisos
  • Registro de marcas, registros sanitarios (cuando proceda)
  • Actas de asambleas
  • Documentos de normas, procedimientos
  • Uso de maquinarias
  • Documentos técnicos
  • Entre otros

Se hará necesaria las traducciones de la página web, de todo el material de publicidad y de marketing, con el fin  de que puedan conocer mejor tanto nuestra empresa como los productos y servicios que ponemos a disposición de los clientes. Como podemos observar, para realizar este tipo de trabajos es importante tener la posibilidad de contar con traductores profesionales, diplomados o licenciados en traducción e interpretación, contando todos ellos con unos conocimientos técnicos adecuados dentro del ámbito en función del tipo de traducción que solicitemos.

Para garantizar las traducciones realizadas, los traductores de la empresa deben contar con la titulación necesaria y la experiencia que avala unos resultados de verdadera calidad, de manera que se exige contar con un título universitario en traducción, un título universitario en otra disciplina distinta pero con más de dos años de experiencia demostrable como traductor a tiempo completo, o un mínimo de cinco años de experiencia trabajando como traductor profesional.

¿Cuáles son las funciones de un traductor?

.-Traducir de un idioma a otro diferente tipo de textos, donde el mensaje original, el estilo y el sentido del contenido debe ser respetado, para ello:

  • Se debe realizar un análisis e investigación previa para establecer los hechos y obtener toda la información que se requiere.
  • Analizar, estudiar y determinar las características de la audiencia a la cual van dirigidas las traducciones.
  • Se debe realizar una adaptación del contenido escrito, en base al idioma, la cultura, e idiosincrasia dependiendo de la audiencia a la cual va dirigido el texto.
  • Garantizar la consistencia y calidad del material, utilizando las herramientas necesarias para ello.
  • Revisar la gramática, ortografía y contenido de las traducciones.
  • Garantizar que la traducción final esté libre de errores, revisando y haciendo revisar el material.
  • Cumplir con las fechas de revisión y entrega.

.- Desarrollar glosarios técnicos o especializados, bancos de términos y bases de datos por tipos de traducciones:

  • Obtener y recopilar información lingüística de bases de datos terminológicos para mantener actualizados los glosarios.
  • Tener el conocimiento y estar familiarizado con la terminología especializada y términos comunes en ambos idiomas.
  • Conseguir los equivalentes o las correspondencias de los términos originales en la lengua meta, pertinentes del concepto empleado por el Autor.
  • Dominar las competencias lingüísticas de ambos idiomas.

¿Cuál es el perfil que debe tener un profesional de la traducción?

  • Poseer un título universitario en traducción, interpretación, idiomas modernos u otras carreras afines
  • Poseer experiencia en el área
  • Estar especializado en el área en la cual se va a desempeñar
  • Poseer habilidades en equipos informáticos
  • Amplios conocimientos de los idiomas que maneja, estructuras gramaticales y terminología especializada
  • Capacidad de organización, planificación y administración del tiempo.
  • Capacidad y habilidades de comunicación
  • Habilidades para trabajar en equipo y bajo presión
  • Conocimientos amplios de cultura general
  • Alto nivel de enfoque, atención y concentración
  • Sentido de responsabilidad y de confidencialidad
  • Capacidad de síntesis