Ventajas de comprar un coche en un concesionario de segunda mano

Durante el año pasado, las ventas de coches de ocasión hicieron visible la tendencia alcista que venían mostrando durante los últimos años. Así, las ventas aumentaron en un 12’3% respecto al año anterior y se alcanzaron cifras de vehículos de ocasión vendidos cercanas a los 2 millones de unidades.

No es ninguna sorpresa que el mercado de coches de ocasión vive una época de mucha actividad hoy en día. Pero a la hora de comprar un coche de segunda mano siempre nos asalta la misma cuestión, ¿comprar a un particular o acudir a un concesionario de coches de segunda mano en Barcelona?

En las siguientes líneas os mostramos algunas de las principales características de los concesionarios de ocasión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compra con mayor seguridad

Una de las principales ventajas que ofrecen los concesionarios de coches de segunda mano frente a los particulares es la garantía.

La compraventa de vehículos de ocasión por parte de concesionarios está regulada por la Ley de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo. Ésta establece que podemos disfrutar de un año de garantía sobre nuestro coche a contar desde el momento de la compra.

De esta manera, ante cualquier desperfecto o avería durante el primer año, el concesionario se ocupará de repararla sin causar ello ningún impacto en nuestro bolsillo, llegándose incluso a garantías superiores como la ofrecida de 4 años por comprar un Fiat 500.

 

Olvídate de los trámites burocráticos

Al comprar nuestro vehículo en un concesionario de segunda mano, los trámites burocráticos y demás papeleo corren a su cargo.

De esta manera, podemos despreocuparnos de estas molestas gestiones que suponen visitas a la Dirección General de Hacienda y a la Oficina de Recaudación de Impuestos correspondiente.

Paga de una manera flexible

Otras de las grandes ventajas que encontramos al comprar un coche de segunda mano en un concesionario y de la que no disponemos al tratar con un particular es la posibilidad de fraccionar los pagos de la operación.

Esto supone una comodidad más que notable a la hora de pagar, ya que nos permite flexibilizar este pago y fraccionarlo en desembolsos de menor cuantía. Además, dependiendo de las condiciones, algunos concesionarios de coches de segunda mano en Barcelona ofrecen este servicio con unos intereses muy bajos o incluso al 0% de interés.

Paga con tu antiguo coche

Cuando vamos a comprar un coche de segunda mano, ofrecer tu antiguo coche como parte del pago es otra de las opciones que nos brindan los concesionarios de ocasión.

De esta manera, no sólo nos ahorramos el trámite de vender el vehículo (publicar los correspondientes anuncios, hablar y reunirnos con posibles compradores, preparar toda la documentación y papeleo necesaria para la venta, etc.), sino que además esto se traduce en un ahorro en el precio de nuestro nuevo vehículo.

Precio VS Comodidad y Seguridad

Es cierto que comprar un coche de segunda mano a un particular es siempre más barato. Si buscamos entre las abundantes ofertas en el mercado de segunda mano, seguro que encontraremos precios muy competitivos y ajustados.

Frente a esto, los concesionarios de coches de segunda mano compiten ofreciendo confort y seguridad ¿y cómo lo hacen? Con las características que venimos viendo a lo largo de este artículo: garantía de 1 año ante desperfectos y averías, financiación en la compra, ausencia de trámites, etc.

Por lo tanto, ante la pregunta que planteábamos al principio haciendo referencia al dilema concesionario VS particular, la respuesta es (paradójicamente) otra pregunta: ¿qué factores valoraremos más a la hora de comprar nuestro coche de segunda mano? ¿precio o facilidad en la compra y los trámites?