Un sitio para llevar a los peques en verano

 

 

 

 

 

 

 

Cuando llegan las vacaciones miles de padres tenemos el mismo problema, ¿Qué hacemos ahora con los niños? La verdad que se vuelve en un problema a los que a muchos les cuesta resolver, no todo tenemos las vacaciones que tienen los maestros y por ello debemos buscar la solución a nuestro problema que no es chico. Hay quienes disponen de los abuelos que les echan una mano hasta que comienza el curso, sin duda se convierte en la mejor opción ya que están con un ser querido y los niños disfrutan de ellos un montón, pero claro no todo el mundo tiene la gran suerte de tener a los familiares cerca,  viven a millones de kilómetros de ellos y deben trabajar como el más pintado, y para ello deben buscar opciones en las que los niños puedan quedarse durante el horario laboral del padre o de la madre. Hay muchos que optan por campamentos de quince días y un mes, es verdad que están todo ese tiempo sin verlos, pero los niños disfrutan, aprenden y dejan que sus padres puedan trabajar sin la preocupación de donde dejar a los niños.

Hay a quienes este tipo de cosas se les va de presupuesto ya que son caros y no todos se lo pueden permitir, por lo que recurrir a escuelas de verano que suelen activar los ayuntamientos se convierte la mejor elección, una cuota simbólica y monitores que hacen que pasen un buen rato, solo que el problema se presenta cuando hay pocas plazas y mucha gente que lo solicita, te ves con los niños a cuesta y sin ningún sitio donde dejarlos. Por lo que recurrir a otro tipo de clases es la única solución que se presenta, a sitios particulares donde te encuentras chicos y chicas jóvenes con algo de experiencia que en una oficina alquilada o en su propia casa cuidan de u grupo pequeño de niños de la misma edad y por lo menos te quitan el problema de encima. Por lo general suelen tener estudios y si te descuidas con unos libros y unas pizarras vileda les dan algunas clases que les llegan a venir muy bien porque no olvidan lo estudiado. Son diferentes soluciones que debemos buscar los padres cuando nuestros hijos están de vacaciones y no nos queda más remedio que tener que trabajar.